Uno de los grandes problemas que existen hoy en día en las redes sociales es la libertad con la que los menores pueden registrarse y acceder a cada una de ellas sin dificultad. Si bien es cierto que se exige un mínimo de 14 años para poder registrarse en la mayoría de las redes sociales, con mentir en la fecha de nacimiento a la hora de registrarse es suficiente para burlar este requisito.

El DNI electrónico podría ser la solución

La propia Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sido quien ha realizado una petición al Gobierno para que estudie la posibilidad de exigir el número de DNI a la hora de acceder a las redes sociales. Gracias al DNI electrónico, sería posible verificar la edad real del usuario que está intentado acceder a la plataforma social, evitando así el ingreso en ellas de menores 14 años. El DNI electrónico se convertiría en el certificado para demostrar que se cumple con la edad legal a la hora del registro en cualquier red social.

Las empresas no pueden obtener datos de menores de 14 años

Este es el motivo por el cual un menor de 14 años, más allá de entrar en el debate de si es adecuada su presencia o no, no puede darse de alta en una red social. Con la ley española en mano, está prohibido que las empresas puedan recopilar información y datos privados de menores de 14 años sin consentimiento previo de sus tutores legales. El problema es que hasta ahora, controlar que los datos proporcionados eran ciertos, resultaba imposible, pero gracias al DNI electrónico se abre una nueva posibilidad para asegurar el cumplimiento de la ley.

¿Qué os parece esta medida? Esperamos vuestra opinión en los comentarios.